Abad de Ayala, Jacinto

Jacinto Abad de Ayala se presentó como «Aposentador y Gentilhombre de la compañía de los Cien Continuos hijosdalgo de Castilla» en la portada de su único libro conocido: la Novela del más desdichado amante y pago que dan mujeres (Madrid, Juan Sánchez, 1641). No disponemos de otros datos seguros para reconstruir su biografía. El encomio de un lugar sito en Sierra Nevada, al inicio del relato, ha sugerido la hipótesis de su origen guadijeño, pero sin pruebas contundentes. Resulta probable que frecuentara las academias madrileñas y entablase relaciones amistosas con varios ingenios, como Francisco Navarrete y Pedro de Castro y Añaya, los cuales aparecen entre los paratextos líricos que avalaron la novelita.  Abad de Ayala compuso un par de décimas publicadas en los preliminares de dos obras de Navarrete: Flor de sainetes (Madrid, Catalina del Barrio y Angulo, 1640) y La casa del juego (Madrid, Gregorio Rodríguez, 1644). Acaso un documento que se guarda en el Archivo General de la Región de Murcia ayudaría a disipar parte de las sombras biográficas: se trata del «Testamento del capitán don Jacinto Abad de Ayala, sargento mayor y castellano del Castillo de Cartagena», fechado a 6 de noviembre de 1660, antes de que el firmatario viajara a los Baños de Fortuna para curarse de una enfermedad. Aunque podría reducirse a una simple homonimia, tanto el año como el estatus de este sujeto podrían apuntar al autor de El más desdichado amante.