Arzola-Barris, Miguel A.

Miguel A. Arzola-Barris nace en la localidad puertorriqueña de Yauco el 1 de enero de 1958. Completó el grado de Bachelor in Science en la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Puerto Rico (1982) y Juris Doctor en la Escuela de Leyes de la Universidad Interamericana (1992). Maestro y docente en Caribbean Preparatory School,Commonwealth High School Campus, Colegio Rosa-Bell, Colegio Santísimo Rosario, de Yauco y Southwestern Educational Society –SESO–, en Mayagüez. Director Ejecutivo del Colegio Rosa-Bell, en Torrimar (Guaynabo) 2007-2014. En septiembre de 2015 es contratado por la Junta de Directores de Caribbean School Inc., interinamente, en la ciudad de Ponce; lo que supone la continuación de una carrera profesional educativa y de gestiones de carácter administrativo/ejecutivo que tuvo sus antecedentes más próximos en los siete años en que trabajó en el Colegio Rosa-Bell en Guaynabo. Presidente de la Comisión Acreditadora de Instituciones Educativas de Puerto Rico (CADIE, 2002-2004). Ha presidido la Asociación de Educación Privada de Puerto Rico (AEP, 1999-2000). Arzola-Barris inicia su andadura poética en 1974, con la obra Poemas sin título. Obtiene el Primer Premio del Certamen Literario de la Universidad de Puerto Rico (1975) con Tres poemas y una canción, que posteriormente pasará a llamarse Mi voz y tres cantos. De 1976 es la obra Variaciones sobre un mismo tema, a la que siguen Desde mi adentro (1978), Piedras de este tiempo (1980), Variaciones (1986), Está la ventana rota (1999) y Desde lejos busco la noche del silencio de las tinieblas (2004). La tinta es sudario de la carne y las palabras... (2007) es el libro inicial de la trilogía «Las noches del unicornio», concluida en 2012, junto a Silencio abierto de sombra (2010), que obtuvo el Segundo Premio Nacional de Literatura de Puerto Rico, 2010, y Levanto la piel del agua (2012). Su obra ha sido premiada en otras ocasiones y Arzola-Barris ha encontrado en la poesía una tabla de salvación de lo humano. El libro De huesos y de tumbas, sostiene sus ansias de inmortalidad, en la más ortodoxa tradición trascendente.



Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies