Encuentro con el autor

Presenta: Manuel Pecellín Lacharro al escritor ateneísta Esteban Cortijo

Les esperamos.

Grupo Editorial Sial Pigmalión
C/. Bravo Murillo, 123, 6.º D, 28020 Madrid

Teléfonos: 91 535 41 13 / 686 500 013

Correo electrónico: editorial@sialpigmalion.es
Blog: http://editorenvilo.blogspot.com  http://sialediciones.blogspot.com
Facebook: http://www.facebook.com/pages/SIAL-Ediciones/235143067848

 

 

Manuel Pecellín Lancharro. Natural de Monesterio (1944), se licenció en Teología por la Universidad P. de Salamanca con una Memoria sobre Teilhard de Chardin y en Filosofía por la Complutense, donde se doctoró con la tesis El Krausismo en Badajoz.  Ha sido miembro de la HOAC, la ZYX y CC.OO. Catedrático de Instituto y profesor de la Escuela Universitaria Santa Ana (Almendralejo), ha publicado una veintena de obras sobre escritores y filósofos extremeños, más once volúmenes de Bibliografía Extremeña y algunos libros de creación como Caleidoscopio, Historias Mínimas, Relumbres de Espejuelos, Bajo el sol de la dehesa, Cielo y tierra nativos, Libre con Libros o Impresiones y memorias… Ha participado en la fundación de la AEEX, la UBEx, el Ateneo de Badajoz, la Asociación Extremeño-Alentejana, la Gran Enciclopedia de Extremadura, el Servicio de Publicaciones de la Diputación pacense y la fundación pedagógica Juan Uña, asumiendo en ellas distintas responsabilidades. Fue director del Centro de Estudios Extremeños y de su revista. El año 2011 le fue concedida la Medalla de Extremadura. Ha sido secretario de la R. Academia de Extremadura. Pertenece a la R. Sociedad de Amigos del País de Badajoz y al Club Senior de Extremadura. Colabora con el periódico HOY e imparte docencia en el Programa de Mayores de la UEX.

 

Máscaras de invierno

Máscaras de invierno puede parecer un dietario. No lo es, o al menos no nos satisface explicarlo así. Resultaría demasiado inmediato. Y tampoco estamos cómodos si lo llamamos diario. Estas páginas se acogen a alguno de los géneros olvidados, que miran con agrado las crestomatías y los florilegios, que forman un centón, género muy de nuestro Siglo de Oro y sobre todo muy de nuestros días, los que han disuelto las categorías con que entendíamos la literatura y saben añadir las gotas justas de autoficción al artículo, al ensayo y al aforismo. Esa conclusión late tras los párrafos y los días de un volumen que Manuel Pecellín ha moldeado como un libro de libros y de curiosidad y de memoria de lo vivido; de algún modo, como todos sus libros más suyos.

Pese a las fechas, tan cercanas, no es este un texto centrado en el presente. Apenas se asemeja en que el tiempo detenido para lo exterior, para el viaje o el encuentro, se siente a sus anchas a la hora de celebrar el viaje interior, que es el diálogo que siempre han celebrado los humanistas, los que se declaraban en continuo coloquio con los maestros antiguos. Y, sin embargo, este es un libro que nunca se vence por la melancolía, y los días del invierno real que desarrolla, la estación canónica, están animados por la esperanza de la primavera. Por eso tiene algo de necesario que los trabajos y los días de Manuel Pecellín se confundan con una parte de la historia de la Extremadura contemporánea, en la que no es raro encontrar su nombre, y en la que ha asumido el papel del intelectual que más allá de la escritura asiste y participa y es un activista. Pero, sobre todo, desde la altura que corona la cima de sus trabajos y sus días, disfrutamos de un Zeitgeist del siglo xx, que es aún nuestro siglo, que le da coherencia y sentido. Una forma de ver el mundo que Máscaras de invierno prefigura y recoge, en miniatura, como la más completa imagen del universo de su autor.

Luis Sáez Delgado

Luces de otoño

Manuel Pecellín es uno de los más ortodoxos y fieles cronistas de todo cuanto en la cultura extremeña acontece o le atañe, sobre todo si ofrece algún perfil literario. El ciudadano Pecellín, enclaustrado como todos por mor del microtarántulo (perdóneseme el palabro), decidió aprovechar el encierro domiciliario para rescatar del polvo del tiempo y poner en valor datos y aconteceres, personajes y episodios, así redimidos por su escritura del olvido y desdén con el que muchos estudiosos pasan de largo sobre lo que consideran páginas menores en la enciclopedia del tiempo; en definitiva, recobrar a través de la memoria archivos personales y escribir a modo de diario un texto que en 2020 tituló Impresiones y memorias de un setentón recluido y al que, dado el empeño del virus por seguir con su cansina monserga, siguió Máscaras de invierno, publicado en 2021. Luces de otoño es la última entrega de esta «trilogía del coronavirus».

En la setentena de entradas que forman este auténtico fresco de Extremadura, sobre todo contemporánea, se combinan ambientes y paisajes, retratos, belleza y epifanía, tragedia, leyendas y esperanza para reflejar toda la paleta de emociones humanas. Aquí está el humanismo militante reivindicado, convencido Pecellín con García Cortázar de que sin el poso humanista seremos cada vez más manipulables y sumisos; aquí están los problemas sociales de la región, sobre todo los de los tiempos más últimos; aquí, al analizar los comienzos del siglo xx, el callado sentir de los más desfavorecidos… Pero junto a todo ello no podían faltar los asuntos culturales en un texto misceláneo de Pecellín; así, se ocupa de la literatura en general, la poesía en particular y los poetas como escribidores del verso; también del periodismo, la música o la pintura, en fin, de todas las monedas que caben por derecho propio en el cofre del patrimonio inmaterial extremeño.

Juan Carlos Rodríguez Búrdalo

 

Fecha

16 Dic 2022

Hora

19:30
Ateneo de Cáceres

Localización

Ateneo de Cáceres
Calle Gral. Ezponda, 9, 10003 Cáceres, España
QR Code

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>