Erótica… (dos)

En este libro se descubre a un autor que ha leído mucho, que ha incorporado voces y tradiciones muy distintas dentro de la suya, pero también se vislumbra a un ser humano que habla de primera mano y en primera persona de las cosas que ha vivido, del deseo y de la ausencia, del miedo a la pérdida y el gozo del encuentro, de ese viaje a lo más profundo y más incomunicable de uno mismo que es siempre el centro de la pasión amorosa.

Antonio Muñoz Molina

17,00 IVA Incl.

Detalles del libro

Peso 0.257 kg
Páginas

156

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788417043032

Sobre el autor

Álvarez «Koki», Francisco

Álvarez «Koki», Francisco

Francisco Álvarez «Koki» (A Guarda, 1957). Escritor gallego y animador cultural residente en Nueva York, donde fundó el colectivo Celso Emilio Ferreiro para difundir la cultura gallega. Sus últimos libros publicados en gallego son: Un neno na emigración y Vasoiras Barreiro (literatura infantil), Ratas en Manhattan (narrativa) y A memoria das palabras, Maruxia, Alen da fronteira y Mais alo de Fisterre (poesía). En castellano ha publicado los libros de poemas: Erótica... dos, Sombra de luna y Para abril y amantes. 

Participó en el libro Seis narradores españoles en Nueva York y coordinó la antología de poetas hispanos Al fin de siglo, 20 poetas. Las últimas antologías en las que ha colaborado son: Miradas de Nueva York y Geometría y angustia de Julio Neira.

Decía La Rochefoucauld que no nos enamoraríamos si no hubiéramos leído o escuchado hablar sobre el amor. En este libro se descubre a un autor que ha leído mucho, que ha incorporado voces y tradiciones muy distintas dentro de la suya, pero también se vislumbra a un ser humano que habla de primera mano y en primera persona de las cosas que ha vivido, del deseo y de la ausencia, del miedo a la pérdida y el gozo del encuentro, de ese viaje a lo más profundo y más incomunicable de uno mismo que es siempre el centro de la pasión amorosa. La división entre cultura y vida personal se revela una vez más sin sentido: lo que alimenta al escritor es la indagación en su propio yo y el aprendizaje apasionado de sus maestros. Ecos de Lorca, de Miguel Hernández, de Salinas, de Neruda, de Rosalía, del Cantar de los Cantares
—ese monumento a la felicidad sexual— atraviesan las páginas de este Erótica… (dos). Pero todos ellos se han convertido en parte natural de una voz, áspera y personal, confesional y tan propensa a la ilusión como al desengaño, al pudor como a la desmesura.

Antonio Muñoz Molina

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Erótica… (dos)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *