Escuadron-Pi

Escuadrón Pi

En el Madrid de finales del siglo XIX, coinciden en la Pensión Flora nada menos que Unamuno, Valle-Inclán, Pío Baroja, Antonio Machado y Azorín. Todos son todavía jóvenes y viajan a la capital para contrastar opiniones, conseguir contactos y no perder detalle de todo lo que sucede en un momento tan apasionante de la historia. Pensión Flora es una chispeante obra teatral concebida como divertido experimento y homenaje a un tiempo dorado para la literatura española. Apuleyo Soto se da el gusto de reunir una especie de patrulla fantástica de héroes escritores con ganas de salvar el mundo y da al lector la oportunidad de imaginar cómo pudieron haber sido las conversaciones entre esos cinco genios, con sus bromas, desfases, consejos, celos y, cómo no, poesía.

14,00 IVA Incl.

SKU: 9788417825157 Categorías: , Etiqueta:

Detalles del libro

Peso 0.080 kg
Páginas

54

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788417825157

Sobre el autor

González Gutiérrez, Nicolás

González Gutiérrez, Nicolás

Nicolás González Gutiérrez Colombia (1986). Psicólogo por la Pontificia Universidad Javeriana. Actor de la Escuela del Teatro Nacional.  Máster en Estudios Avanzados de Teatro de la Universidad Internacional de La Rioja. Fundador y director del Grupo Trastorno Obsesivo Teatral con el que ha llevado a la escena parte de sus textos.  Fundador de la Revista Micra de dramaturgia con apoyo de la Red Nacional de Dramaturgia Colombiana y el Ministerio de Cultura. 

En Escuadrón Pi Nicolás González continúa explorando su escritura enfocada en un tono absurdista, que ya había desarrollado en trabajos previos, pero esta vez conectándose con la sátira social desde el tema de la guerra, tan ampliamente expuesto por la dramaturgia colombiana (…). No obstante, el abordaje de dicho tópico  en esta obra se sitúa lejos de una representación mimética del conflicto armado colombiano, puesto que renuncia de manera radical al realismo e instala a los personajes en paradojas dialógicas(…) dentro de pequeños cuadros en donde se evidencia la burocratización arbitraria de la guerra(…).

Esta deliberada renuncia a psicologizar el conflicto desde el interior de los personajes, y la tendencia a esquematizarlos dentro de roles de clown que evocan los dispositivos de la Comedia del Arte, permite que la tensión dramática se instaure más en la esfera de lo institucional que de lo interpersonal: repetimos como autómatas una cantidad de consignas que se escapan de toda lógica, pero que nos brindan un sentido de pertenencia a una institución cuyo propósito desconocemos, pero que nos permite crear un simulacro de tejido social que legitima el combate armado como la salida más honorable posible, pese al vacío ideológico que entraña. Es aquí donde el absurdo de Escuadrón Pi refleja de manera patente la absurda realidad de nuestras instituciones al servicio de la guerra, sometiéndolas al ridículo para que por medio del humor hagamos un poco de catarsis… quizás sea esta burla la única arma para sobrellevar nuestra impotencia ante tan kafkiano y arrollador engranaje que gobierna nuestra Colombia actual.

Pedro Miguel Rozo

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Escuadrón Pi”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *