Querida-tu

Querida Tú

Dice Fuensanta Ruiz-Erans en su blog Besos sobre papel que cuando no besa, versa… Y así, versando, nos entrega su primera obra, Querido tú, un conjunto de textos a modo de arma, de terapia, de venganza, de guiño, de medicina. Cuando la vida se la juega, escribir sirve a esta joven autora de vía de escape, de cura contra el desamor, de refugio contra la decepción. Cuando la vida le hace un regalo, escribe como quien se pellizca para comprobar que no está soñando. Y lo que vuelca en sus versos, y en sus prosas, que también las hay, es tan real, tan sincero, que a nosotros leerla nos sirve para ponerle sus palabras a nuestro pequeño dolor, a nuestra rabia, o a nuestra ilusión.

17,00 IVA Incl.

SKU: 9788417043018 Categoría: Etiqueta:

Detalles del libro

Páginas

142

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788417043018

Sobre el autor

Ruiz-Erans Aupí, Fuensanta

Ruiz-Erans Aupí, Fuensanta

Fuensanta Ruiz-Erans Aupí, «Santi» para los amigos, nace en Murcia en 1989. Licenciada en psicología por la Universidad de Murcia y Magíster en Psicología Clínica, Legal y Forense por la UCM, es apasionada de la lectura desde muy niña.

Romántica y creyente fehaciente en el amor, comienza a escribir como forma de evasión ante el desamor. Decide hacer públicos sus escritos a través de las redes sociales bajo el pseudónimo «Besos sobre papel», lo que le permite entrar en contacto con el mundo actual de la poesía y comenzar a recitar sus textos en diferentes lugares de España. Hoy lanza su primer libro, tratando de combinar sus dos grandes pasiones: la escritura y la psicología.

Facebook: besos sobre papel
Instagram: @besos_sobre_papel
besossobrepapel.wordpress.com

Dice Fuensanta Ruiz-Erans en su blog Besos sobre papel que cuando no besa, versa… Y así, versando, nos entrega su primera obra, Querido tú, un conjunto de textos a modo de arma, de terapia, de venganza, de guiño, de medicina. Cuando la vida se la juega, escribir sirve a esta joven autora de vía de escape, de cura contra el desamor, de refugio contra la decepción. Cuando la vida le hace un regalo, escribe como quien se pellizca para comprobar que no está soñando. Y lo que vuelca en sus versos, y en sus prosas, que también las hay, es tan real, tan sincero, que a nosotros leerla nos sirve para ponerle sus palabras a nuestro pequeño dolor, a nuestra rabia, o a nuestra ilusión. 

Duda la autora en su introducción, con la humildad del que ha leído mucho y escrito aún poco, sobre si lo que ella escribe pueda llamarse propiamente poesía, ya que la rima y la medida no son su principal preocupación. Ofrece  a cambio verdad, calor, desnudez, descaro y emoción. Y consigue que nos entendamos un poco mejor al vernos reflejados y que mitiguemos escozores con esos besos con forma de versos, ahora más que nunca, sobre papel. Bendita poesía…

«Querido tú:
Te quiero. Bueno, aún no. Pero lo haré. No sé tu nombre ni tu color de piel. Cómo tendrás los ojos y si discutiremos mucho o poco. Pero quiero que llegues. Estoy deseando conocerte». 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Querida Tú”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *