un-trebol-rojo-de-cuatro-hojas

Un trébol rojo de cuatro hojas

Posee Roberto Gil de Mares todo un arte para contar historias. Propone en su relatos un giro, una vuelta de tuerca estructural y discursiva. Con finales abiertos o cerrados que iluminan al lector y su lectura —yendo de atrás hacia el inicio de las historias, como lo pretendía E. A. Poe al plantear la relación entre tensión, suspenso y efecto— sobre el acercamiento, o por el contrario, el alejamiento de los personajes a los objetos de deseo en juego.

16,00 IVA Incl.

Detalles del libro

Peso 0.207 kg
Páginas

124

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788417397128

Sobre el autor

Gil de Mares, Roberto

Gil de Mares, Roberto

Roberto Gil de Mares nació en Bogotá, Colombia. Abogado y economista de la Universidad Javeriana, adelantó estudios de postgrado en Desarrollo Económico en la Universidad de Wisconsin, de Literatura en la Universidad Javeriana y obtuvo una Maestría en Escrituras Creativas en la Universidad Nacional de Colombia, en el año 2010.

Ha sido profesor por más de veinte años en las Universidades  Javeriana y del Rosario. Ahora está dedicado casi por completo a la literatura. Viajero consuetudinario por necesidad y afición.

Ha publicado Viajero, La estatua de Pigmalión y otros relatos, Caminando hacia el fin de la Tierra y Deambular de mariposas, por la que recibió el Premio Escriduende a la Mejor Novela Hispanoamericana en la Feria del Libro de Madrid 2017.

Es columnista habitual de periódicos y revistas en Colombia.

www.robertogildemares.com

robertogil39@hotmail.com

La tensión, sabemos con Edgar Allan Poe, Bosch, Cortázar, Borges, Gabo, etc., configura el ‘suspenso’. Ocultar/revelar, ello, en el manejo del tiempo narrativo implica una graduación (G. Genette), un ir y venir de la información del narrador al lector.

Y así, encontramos todo un arte de contar historias de Roberto Gil de Mares, en sus narradores estrategas. El narrador/los narradores van más allá de la elaboración o cálculo discursivo de una sorpresa. Lo que se propone (cf. Maupassant) es un giro reflexivo, cuestionador, una vuelta de tuerca (H. James) del relato con relación a la historia contada en primera o segunda personas, en Bogotá o bien en Los Ángeles, Las Vegas o Barcelona… Esto, en cuanto a la situación vivencial de los personajes, desde la axiología o escala de valores de los mismos y del narrador. Algo irrumpe para romper la linealidad de las situaciones y, en el giro, se alcanza otra dimensión inesperada, un choque de valores y nuevas situaciones, una otredad humana.

Es un giro, una vuelta de tuerca estructural y discursiva. Con finales abiertos o cerrados. Finales que iluminan al lector y su lectura —yendo de atrás hacia el inicio de las historias, como lo pretendía E. A. Poe al plantear la relación entre tensión, suspenso y efecto— sobre el acercamiento, o por el contrario, el alejamiento de los personajes a los objetos de deseo en juego.

Esa miel de la luz que se bebe, quema así los labios —y la mirada introspectiva— de los lectores. Porque significa, en esos reversos de la moneda, ver las otras caras significativas de las historias, las acciones, los personajes y los conflictos.

Una narrativa contante y sonante, la de Roberto Gil de Mares, de significativo valor estético y literario.

Carlos Vásquez-Zawadzki

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Un trébol rojo de cuatro hojas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *