Época de emociones

Comienza esta novela como los Senos de Gómez de la Serna, lúbrica, ingeniosa, mordaz, irreverente, golfa de aforismos trenzados en escenas muy ágiles, que van cayendo ante nuestros ojos como los alfiles de las boleras. Es el deseo, la última condición de nuestro tiempo, quien empuja cada movimiento, cada mirada y conversación, con algo de enemigo interno o de titiritero inevitable, que no se cansa en ninguna época de la vida. La novela transcurre, iconoclasta y libérrima, en capítulos cada vez menos fragmentarios, llena de códigos sobre las últimas décadas de nuestra historia, claves de humor y desencanto, de aventura y renuncia, donde el lector y el narrador hacen el pacto de reírse de un mismo mundo, incluso de algunas pocas cosas que valen la pena, grandes poetas, grandes amores. «La melancolía es la enfermedad característica de los que aspiran a ser como dioses», una melancolía entreverada en cada una de sus páginas. La otra parte corresponde a una salvaje ironía.

Ernesto Pérez Zúñiga

18,00 IVA Incl.

SKU: 9788415244110 Categoría: Etiquetas: , ,

Detalles del libro

Peso 0.271 kg
Páginas

176

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788415244110

Sobre el autor

Lorenzo, Arturo

Lorenzo, Arturo

Arturo Lorenzo, Madrid, 1949. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense. Fue profesor en la Universidad Nacional de Educación a Distancia entre 1977 y 1982, pero la mayor parte de su vida profesional la ha dedicado al Servicio Exterior, especialmente en el ámbito de la cultura. Tras dos años en el Instituto Hispano Árabe de Cultura de Bagdad y su paso por la UNED, permaneció diez años en Argelia en la Oficina Cultural de la Embajada de España en Árgel donde fue nombrado director del Instituto Cervantes de la ciudad. A partir de ahí fue nombrado director de los centros del Instituto en Casablanca, Rabat, Nápoles, Tánger, Lyon y Milán.

Tiene la medalla al Mérito Civil por su contribución a la difusión de la cultura española en el exterior.

Ha publicado la novela Época de emociones (Sial/Pigmalión, 2011) y es autor de decenas de artículos de crítica literaria y viajes en distintos medios.

En la actualidad publica en el blog Amigos de Cervantes una colección de artículos bajo el título de Crónicas sin tiempo y prepara la publicación de un libro de relatos: Amor, cárcel de sueños.

Comienza esta novela como los Senos de Gómez de la Serna, lúbrica, ingeniosa, mordaz, irreverente, golfa de aforismos trenzados en esce­nas muy ágiles, que van cayendo ante nuestros ojos como los alfiles de las boleras. Es el deseo, la última condición de nuestro tiempo, quien empuja cada movimiento, cada mirada y conversación, con algo de enemigo inter­no o de titiritero inevitable, que no se cansa en ninguna época de la vida.

A diferencia de los héroes victoriosos, el antihéroe nos detalla el desas­tre masculino ante el deseo, escurridizo para siempre, una suerte de Prometeo que sube otra vez la montaña con los tópicos de la masculinidad sobre la espalda, empujando también una carreta llena de los maniquíes en los que, por la maldición del antihéroe, ha ido convirtiendo cada mujer, cosificada, abalorio buscado entre la multitud de objetos de un Rastro también ramoniano.

La novela transcurre, iconoclasta y libérrima, en capítulos cada vez menos fragmentarios, llena de códigos sobre las últimas décadas de nues­tra historia, claves de humor y desencanto, de aventura y renuncia, donde el lector y el narrador hacen el pacto de reírse de un mismo mundo, inclu­so de algunas pocas cosas que valen la pena, grandes poetas, grandes amo­res. «La melancolía es la enfermedad característica de los que aspiran a ser como dioses», una melancolía entreverada en cada una de sus páginas. La otra parte corresponde a una salvaje ironía.

Ernesto Pérez Zúñiga

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Época de emociones”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *