Möapöndà rey

22,00 IVA Incl.

SKU: 9788419370136 Categoría: Etiqueta:

Detalles del libro

Peso 0.700 kg
Páginas

274

Encuadernación

Rústica

Formato

15×21 cm

Idioma

Castellano

ISBN

9788419370136

Año de publicación

2023

Sobre el autor

Ebiaca Moete, Anselmo

Ebiaca Moete, Anselmo

Anselmo Ebiaca Moete, nace en Luba, Bioko Sur (Guinea Ecuatorial), el 4 de diciembre de 1958, cursa estudios primarios en el colegio de los Hermanos Claretianos de Luba, secundarios en el colegio de los Hermanos de La Salle de Malabo, donde fue miembro de La Tuna del centro. En 1980 se traslada a Madrid, para cursar estudios universitarios. Es Ingeniero Informático por la Universidad Politécnica de Madrid. Permanece en Madrid, desempeñando funciones de su especialidad en una empresa fabricante de ordenadores y posteriormente, en una multinacional farmacéutica, hasta julio 2010, fecha en que regresa a Guinea Ecuatorial, donde participa en la informatización de la Administración.

Ocupa el sillón K de la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española (AEGLE) desde el 20 de abril de 2023.

Ha realizado varias publicaciones de poemas y ensayos cortos en diferentes medios; sus trabajos literarios más importante son: Luba, un amor inolvidable (2010), Cuentos Bubis: Monnà Vìttömbaàrì (2019), Möapöndà, el último hijo de Nnök (2020).

Esta obra es continuación de la novela titulada Möapöndà, el último hijo de Nnök, una fantástica historia protagonizada por Möapöndà, el menor de los hijos del rey Nnök, líder del pueblo và’öóvë (bubi); un pueblo que estaba asentado en el corazón de África hasta el siglo xv, momento en que inicia su desplazamiento a la costa occidental africana para posteriormente, aventurarse al mar y asentarse definitivamente en una hermosa isla del Golfo de Guinea. Sus ritos y creencias se consideraron hasta los comienzos del siglo xx, como uno de los menos influenciados por otras culturas exógenas.

Como se describe en el primer libro, Möapöndà, el último hijo de Nnök, el bubi creía en la vida eterna; consideraba que los seres transcurrían desde su creación por varios estados, hasta que alcanzaban el estado espiritual pleno. En cada uno de estos estados existenciales, adquirían las formas adecuadas para dicho entorno. Si habían tenido una relevancia o habían destacado en los estados de transición anteriores, cuando alcanzaban el último, adquirían el derecho de tener una representación o morada en el mundo de los humanos. En este espacio, acuden los humanos a venerarle, hacerle ofrendas y solicitar su ayuda. Existe un lugar, entre la población de Batete y la de Ureka, en la Isla de Bioko, donde se encuentra el templo del espíritu de Möapöndà, donde hasta hace bien poco, se hacían ofrendas al espíritu del rey Möapöndà.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Möapöndà rey”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *