Yo nací en villa Farnesina…

La villa Farnesina fue construida en 1551, por el arquitecto Baldassarre Peruzzi, para el poderoso banquero y mecenas sienés Agostino Chigi. Inmensamente rico, demostró una extraordinaria sensibilidad artística, construyendo y decorando uno de los más bellos palacios del renacimiento romano, y también una gran capacidad de disfrutar en el de la vida, mediante fiestas, banquetes y la compañía de bellas mujeres, entre las que destacaba Francesca Ordeaschi. Tras tener cuatro hijos en común, decidió casarse con ella, pero tardó tanto buscando el momento adecuado para llevar a cabo el enlace y el modo de celebrarlo, que finalmente solo le quedó la opción de casarse in articulo mortis.

22,00 IVA Incl.

SKU: 9788416447428 Categoría: Etiquetas: , ,

Detalles del libro

Peso 0.530 kg
Páginas

346

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788416447428

Sobre el autor

Narváez Rojas, Luis

Narváez Rojas, Luis

Luis Narváez Rojas (Sevilla 1947) es economista, gemólogo y joyero, pero su gran afición es la historia española del siglo xix. Su habilidad para localizar e investigar la actuación de personajes que encarnaron las corrientes sociales de esa época, y a los que el autor presenta de forma amena y rigurosa, explican la favorable acogida que su obra despierta entre los lectores de novela histórica y el público que asiste a sus conferencias. 

La villa Farnesina fue construida en 1551, por el arquitecto Baldassarre Peruzzi, para el poderoso banquero y mecenas sienés Agostino Chigi,  que tras hacer una inmensa fortuna dedicándose al comercio y la minería, demostró una extraordinaria sensibilidad artística, construyendo y decorando uno de los más bellos palacios del renacimiento romano, y también  una gran capacidad de disfrutar en el de la vida, mediante fiestas, banquetes y la compañía de bellas mujeres, entre las que destacaba Francesca Ordeaschi, con la que tuvo cuatro hijos y con la que decidió casarse, pero consciente de las brutales tentaciones a las que un hombre de su posición podía verse abocado y no deseando faltar a sus votos, tardó mucho buscando el momento adecuado para llevar a cabo el enlace, que la pareja había planeado celebrar de numerosas maneras, pero el tiempo se encargó de ir reducir las opciones y tras contraer una grave enfermedad, finalmente solo restó al banquero la posibilidad de casarse in articulo mortis.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Yo nací en villa Farnesina…”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *