El tiempo de emprender el camino (Il tempo di mettermi in cammino)

18,00 IVA Incl.

Detalles del libro

Peso 0.317 kg
Páginas

204

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano / Italiano

ISBN

9788419370303

Año de publicación

2022

Sobre el autor

Coco, Emilio

Coco, Emilio

Emilio Coco, nacido en San Marco in Lamis (Foggia, Italia, 1940), es hispanista, traductor y editor. Dirige la colección de poesía «Iberoamericana» y ha publicado varias antologías de poesía española y latinoamericana. Como poeta ha publicado, entre otros títulos: Profanazioni (1990), Le parole di sempre (1994), La memoria del vuelo (2002), Fingere la vita (2004), Contra desilusiones y tormentas (2007), Il tardo amore (2008, Premio Caput Gauri, 2008), Il dono della notte (2009, Premio Alessandro Ricci-Città di Garessio, Premio Città di Adelfia, Premio Metauro, Premio della Giuria «Alda Merini»), Ascoltami Signore (2012, traducido al español), Las sílabas sonoras (2013), Mi chiamo Emilio Coco (2014), Es amor (2014), Las palabras que me escriben (2015), Vuelva pronto el verano (2017), Del dolor y la alegría (2019), Sé que ya no será como era antes (2020), Del amor y otros duelos (2020), Poesie (1990-2020) (2021), Il tempo di mettermi in cammino (2021) y algunas plaquettes. Está traducido a una docena de lenguas. En 2003 el rey de España Juan Carlos I le otorgó la encomienda con placa de la orden civil de Alfonso X el Sabio. En 2014 fue «poeta homenajeado» en el Festival «Letras en la Mar» de Puerto Vallarta. En 2015 recibió el premio «Catullo» por su labor de difusión de la poesía italiana al extranjero. En 2016 le fue otorgado el premio «Ramón López Velarde». En 2022 recibió en Pontedilegno
el «Premio a la Trayectoria Poética».

Nunca, Señor, la muerte / me hizo saborear tanto la vida: se abre así, con un heptasílabo y un endecasílabo, sobre un escenario cementerial, el nuevo libro de Emilio Coco, poeta de lugares y afectos. Mas, aunque el poeta camine absorto en pensamientos tristes y el verbo que campea en el título aluda a otra clase de caminar, este libro no es en absoluto elegíaco. El poeta –que tiene que bregar cada día, alcanzados ya los ochenta años, con la idea del final, del cuerpo que lo abandona pedazo a pedazo — no tiene ninguna intención de abandonar la vida, que para él es, está claro, una vida hecha de cosas concretas, de alegrías muy tangibles. Es más, le agradece a Dios por las tentaciones / que querrás dispensarme a cada instante; ha amado tanto el mundo y sus alegrías, que le pide a la Muerte que vuelva dentro de unas semanas, / mejor dentro de un año o lo más tarde posible. Lo que le empuja a dirigirse hacia el lugar de los muertos no es, pues, la falta de un impulso vital, sino el estado de degradación, de miseria moral en los que se halla la ciudad de los vivos.

El autor, que ha dedicado la mayor parte de su vida a la poesía, llega a ahuyentar de sí mismo –renuncia suprema — las lindas palabras, las que podrían / pertenecer a un poeta erudito. A partir de ahora, las suyas serán palabras cogidas de la calle, / hechas de medias sucias y ropa por lavar / de cantilenas / de los vendedores en los puestos del mercado, / palabras deformadas por el peso del cieno, / que he intentado limpiar a fondo / ornándolas con metros del pasado / y que no gustarán a mis amigos poetas / y a los hacedores de versos incomprensibles / que aborrecen la belleza de lo cotidiano. Una elección que implica una especie de «teología» nueva, poética esta vez: un mensaje en una botella que el poeta tira al extenso mar de la vida y de la historia.

Giancarlo Pontiggia

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El tiempo de emprender el camino (Il tempo di mettermi in cammino)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *