El alemán que volvió del infierno

Durante la II Guerra Mundial tal vez murieran más de cuarenta millones de personas. Emil sobrevivió. Cuando trabajaba en España para una empresa alemana, fue alistado forzoso en la Wehrmacht. Combatió en la campaña de Polonia, participó en el cerco de Leningrado, fue hecho prisionero en Livorno por el Ejército Aliado, logró huir del campo donde le encerraron y, tras una caminata de más de mil kilómetros llegó a la casa de sus padres en Friburgo. Terminó sus días en España casado con su gran amor. Su alma quedó marcada por el horror, la amargura y el desánimo que produce observar de cerca el comportamiento de nuestros semejantes cuando sus mentes están intoxicadas por el virus de la guerra.

23,00 IVA Incl.

SKU: 9788415746867 Categoría: Etiquetas: , , ,

Detalles del libro

Peso 0.543 kg
Páginas

358

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788415746867

Sobre el autor

Rodríguez Navarro, Clemente

Rodríguez Navarro, Clemente

Clemente Rodríguez Navarro (Ciudad Rodrigo, 1941) Estudió Derecho en la Universidad de Salamanca. Inspector de Trabajo durante 16 años, gestionó más tarde el área de Recursos Humanos en varias empresas nacionales y multinacionales.

Durante años, sus publicaciones se limitaron a materias propias de su quehacer profesional, colaboraciones en revistas relacionadas con el Derecho del Trabajo y un volumen colectivo sobre el derecho a la huelga.

Su llegada a la narrativa es reciente. «Cuando el paso del tiempo me regaló la calma y el sosiego necesarios para dedicarme a lo que durante años había sido un sueño: escribir historias que pudieran interesar a los demás».

Ha publicado con Sial Ediciones: Como una medusa de fuego (2009), Mía es la venganza (2010), Las cenizas de Doña Rosita (2012), La soledad del viajero (2014) y La sombra del nopal (2015).

clementerodrigueznavarro.blogspot.com.es

Durante la II Guerra Mundial tal vez murieran más de cuarenta millones de personas. Emil sobrevivió. Cuando trabajaba en España para una empresa alemana, fue alistado forzoso en la Wehrmacht. Combatió en la campaña de Polonia, participó en el cerco de Leningrado, fue hecho prisionero en Livorno por el Ejército Aliado, logró huir del campo donde le encerraron y, tras una caminata de más de mil kilómetros llegó a la casa de sus padres en Friburgo. Terminó sus días en España casado con su gran amor.

Estas extraordinarias circunstancias podrían hacer suponer que Emil fue un hombre afortunado. Sin embargo, conoció todos los horrores de un tiempo infame en el que la vida humana no valía nada y en el que los peores instintos andan sueltos. No murió en el frente. Ni siquiera fue herido en el sentido físico de la expresión. Su alma, no obstante quedó marcada por el horror, la amargura y el desánimo que produce observar de cerca el comportamiento de nuestros semejantes cuando sus mentes están intoxicadas por el virus de la guerra.

Esta es su historia, tal como en buena medida la recuerda Valeria, su viuda que siguió la guerra desde Berlín.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El alemán que volvió del infierno”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *