Mi alma en Silos

En Mi Alma en Silos la poetisa Inma Jiménez Jorquera expresa su propia experiencia humana y cristiana. La obra es  el fruto maduro de su entrañable amor por el monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos, cenobio al que acude frecuentemente, pues le inspira a la vez que el dulce fluir del rezo de las horas monásticas y el contacto con el suave y profundo ritmo gregoriano le permiten paladear los ecos de la eternidad.

17,00 IVA Incl.

Detalles del libro

Peso 0.700 kg
Páginas

88

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788415014362

Sobre el autor

Jiménez Jorquera, Inma

Jiménez Jorquera, Inma

Inma Jiménez Jorquera nació un 27 de abril en Lorca (Murcia). Estudió Historia del Arte. Con su primer poemario, Mi alma en Silos (2010), obtuvo una magnífica acogida por parte de los lectores y de la crítica especializada. Desde entonces, ha participado en numerosas actividades literarias. De Emoción y Sentimiento (2011), consolidó su vocación poética y nos entregó su sentir más auténtico y profundo. Le siguió Me baño en mi propio llanto (2013), gestado desde lo más profundo del dolor que la autora vivió y sufrió en los dos años anteriores a su publicación. En el poemario ¡Quiero volver al paraíso!, premio Sial Pigmalión de Poesía 2015, recuperó el tema amoroso y retornó a la senda de la luz, recuperando todo su esplendor poético, y con Mieles del placer (2018), incidió en la temática amorosa, logrando altas cotas de belleza y virtuosismo lírico.

Mí Alma en Silos es el título de la poetisa Inma Jiménez Jorquera, donde expresa su propia experiencia humana y cristiana. Es de hecho el fruto maduro de su entrañable amor por el monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos, cenobio al que acude frecuentemente, pues le inspira a la vez que saborea con gozo inenarrable el dulce fluir del rezo de las horas monásticas con sus cadencias cargadas de elocuente serenidad, lo que permite descubrir un alma sensible y profunda, deseosa ciertamente del pan de la vida y la palabra que no es otro sino la presencia divina que le pide, más aún, que le exige, entrar en contacto con el suave, profundo ritmo gregoriano, donde las notas vibran de tal modo que producen en el alma un “no se qué tan real y transcendente”, por lo que a un alma sensible, familiarizada con las delicias celestes, le mueve a desear siempre esa paz, pues cuando suspiramos por saborearla nos permite sentir tan hondas sensaciones que van más allá de lo tangible y sensible. De hecho, se trata de una fuerte experiencia con ritmos y sonidos de tal intensidad, que ya nos permite paladear los de la eternidad.

Clemente Serna González
Abad de Silos

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mi alma en Silos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *