Reflexiones en un sacro jardín marino

Estas Reflexiones en un sacro jardín marino me han llevado de la mano a un mundo poético del que ya sabía y que conecta a este joven poeta griego con toda una pléyade de poetas antiguos (y modernos). En sus versos respira una larga tradición de poesía griega que arranca, me atrevería a decirlo, en alemán (un poeta griego, quizá de Esparta, de siglo VII a. C.) y que, a través del tiempo, pervive todavía hoy.

Bernardo Souvirón

16,00 IVA Incl.

Detalles del libro

Peso 0.700 kg
Páginas

116

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788416447039

Sobre el autor

Malamidis, Petros

Malamidis, Petros

Petros Malamidis nació y creció en la ciudad griega de Tesalónica. Durante los últimos veinte años ha vivido en diversos países de Europa. Ha trabajado como psicólogo clínico en varios centros psiquiátricos de Londres. Actualmente se dedica a asistir a matronas. Él mismo dice que sin niños ni agua no hay vida.

Hace casi quince años debutó en el mundo de la literatura con la novela Ante la muerte... ¡risas!, obra basada en la vida de un estudiante griego en Bucarest, donde se entretejen las búsquedas existenciales del protagonista con sus múltiples preocupaciones filosóficas durante la gris transición poscomunista de Rumania, tras la caída de Ceaucescu, siendo el Amor el único faro que el protagonista y quienes le rodean encuentran en medio de semejante tormenta. La obra recibió críticas contradictorias y todavía hoy es una novela bien conocida entre la juventud rumana.

Malamidis ha traducido obras de teatro del español al griego y del rumano al griego (entre ellas, Las sillasde Eugéne Ionesco, representada esta última recientemente en Grecia con éxito y excelentes críticas). Últimamente concluyó la escritura de la obra teatral 0 Kvúog (El círculo) que se publicará en breve y que trata de una crisis aparentemente financiera, exis- tencial, ética, y sobre todo de esencia.

En todas sus obras, incluidas estas Reflexiones, predomina la pregunta oculta: ¿cuál es la esencia de la vida? El fin no es encontrar una respuesta, sino mirar, sin cegarse, cada vez más y más a la luz que transforma esa pregunta en la verdad que prevalece firme en una trayectoria tanto personal como colectiva, aunque ese trayecto cambie constantemente.

Petros Malamidis, que residió durante un tiempo en España (país al que él mismo denomina como el lugar de su corazón), considera un deber ver su propia obra escrita en español, lengua que él considera que constituye por sí misma una rima integrada en su poesía en lengua griega.

Estas Reflexiones en un sacro jardín marino me han llevado de la mano a un mundo poético del que ya sabía y que conecta a este joven poeta griego con toda una pléyade de poetas antiguos (y modernos). En sus versos respira una larga tradición de poesía griega que arranca, me atrevería a decirlo, en Alemán (un poeta griego, quizá de Esparta, de siglo VII a. C.) y que, a través del tiempo, pervive todavía hoy.

Bernardo Souvirón
Escritor, profesor de lenguas clásicas, helenista

Me atrevería a decir que se trata de una Poesía de la Distancia y del Infinito, la cual incluye un horizonte metafísico -como una pintura colocada alrededor de la visión poética a fin de enmarcar las olas- […].

Conducido en el tiempo por su órfica melancolía, el poeta alcanza la plenitud a través de la manifestación del Amor. Quien ha conseguido incorporar este regalo en su vida cotidiana, no puede contemplarlo como un simple libro.

Vi anu Muresan
Escritor, profesor de ciencias humanas

Como un eco de Heráclito de Éfeso, el poeta nos advierte desde la primera página que «hacen falta otros ojos para ver lo invisible». Como también decía Heráclito «Malos testigos son los ojos y los oídos para los hombres que tienen alma de bárbaros». Petros Malamidis crea palabras para los ojos.

El mar -el final, pero también el comienzo de cualquier peripecia helénica-, desde los años de Homero o, quién sabe, quizá desde mucho antes. Un mar cuyas olas parecen marcar la cadencia de los versos de Malamidis.

Vasile Gogea
Escritor y crítico literario

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Reflexiones en un sacro jardín marino”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *