La divina bastarda

24,00 IVA Incl.

SKU: 9788495140531 Categoría: Etiquetas: , , ,

Detalles del libro

Peso 0.431 kg
Páginas

296

Encuadernación

Rústica

Idioma

Castellano

ISBN

9788495140531

Sobre el autor

Luengo, Segismundo

Luengo, Segismundo

Segismundo Luengo (Moral de Sayago, Zamora, 1923). Escritor y periodista. Entre sus novelas figuran: El Duero venía loco (1948), prologada por Camilo José Cela, (1951), Los vagabundos no mueren (1963), Un viejo con agallas (1955), Catalina de Esquivias (2007) y La divina bastarda (2009); y numerosos cuentos. Como libro reportaje, señalamos Agua feudal y soñadora (1991). Obra poética: Un leve temblor de campanas, Tierra pensativa, y una Loa a Doña Catalina Salazar (1987).

Ha sido colaborador de ABC, Informaciones, Pueblo, El Correo de Zamora, Destino, Radio Madrid, Radio Nacional, etc.

Ha obtenido los premios: Ciudad de Zamora de cuentos y el Nacional de artículos periodísticos Ciudad de Talavera (1968). Tiene la Medalla de Oro de la Biblioteca Nacional y es Caballero de Honor de la Villa de Esquivias. Su nueva novela, Las termas del lago apacible, narra la vida en un balneario con personajes de la mayor grandeza y vigor sumo en la acción.

¿Qué puede significar el ser feliz a una bastarda que ha vivido a golpes de su corazón porque ha amado demasiado? He aquí el asunto de la última obra de Segismundo Luengo, quien no hace mucho desvelaba el secreto del matrimonio de Miguel de Cervantes con Catalina de Esquivias. Una nueva apasionante novela con percepciones geniales sobre las complejidades de un corazón femenino, escrita con una prosa digna del Siglo de Oro y al mismo tiempo actual.

Circula por las páginas de este libro —historia novelada de la hija de Cervantes— la sociedad del siglo xvu, de forma fascinante y desenfadada, que va del gozo sensual a la pasión del espíritu, de la pobreza al lujo, de la legimitidad a lo ilegítimo, del amor presentido al amor consensuado. ¿Es la historia de una adolescente amante o el testamento de una virgen consentida? La novela nos introduce en los intimissimi, llamémoslo así, de una bastarda que testimonia los vicios del sentimiento y la gracia, corrupta e incorrupta, las dos cosas a la vez, de la condición humana, con sus vir-tudes y sus debilidades.

La divina bastarda no es, a todas luces, una novela retórica, sino una narración que inspira ternura, alegría y piedad, porque el escritor ha sabido penetrar y analizar la psicología femenina de una figura prácticamente inédita y ahora revelada en un libro que exige, página tras página, una atención especial a su heroína, pues el complejo de la bastardía es afín a muchas de las dimensiones de la naturaleza de la humana, con historias magníficas a veces, y otras de destrucción. Y así, la lectura de cada capítulo es como una claridad piadosa y a un tiempo como una sombra inmisericorde.

Al final, sólo nos quedan las obras que nos hacen pensar en la vida de Isabel de Cervantes, que es la biografía de una voluntad pura.

Juan Carlos Villacorta

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La divina bastarda”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *