Blog

Puro teatro, pura vida



 

Daniel Migueláñez acaba de publicar un texto que se aloja en el corazón de quienes aman el teatro. Es Puro teatro: Homenaje a un oficio, una honesta carta de amor de distribuidores, dramaturgos, actores, editores, profesores, poetas… teatreros todos ellos que dedican textos, confesiones de amor al oficio que los eligió.

Hay, en este recorrido —inmenso y agradecido— emoción desbordada (la de las primeras veces en escena, la de las primeras giras, la de los espectáculos que la pandemia frenó…) y un repaso histórico al teatro español de los últimos 50 años.

“Ojalá esta publicación de Pigmalión dé aliento desde sus estanterías y ánimo a quienes ejercen tan bella y necesaria profesión”

 

En las páginas de este ingente trabajo de Migueláñez caminan actores como Juan Calot, José Manuel Seda, Isabel Ordaz o Daniel Albadalejo; directores como Claudio Pascual, Ramón Paso o Elisa Marina; dramaturgos como Juan Carlos Rubio o Álvaro Tato; poetas como Lucía Megías o Raquel Lanseros; profesores como Jesús Esperanza; o, incluso, zendianos, como Miguel Munárriz, que da cuenta del proceso que llevó a escena a Las Cervantas.

Gracias a este denodado esfuerzo editorial conoceremos los entresijos del Festival de Teatro Clásico de Almagro, del espectáculo musical Hoy no me puedo levantar; entenderemos el trabajo de diferentes profesionales de la escena (como las distribuidoras) que normalmente no cuentan con un altavoz o un espacio en el que explicar su fundamental importancia; aprenderemos las versiones de esgrima escénica; e, incluso, si avanzamos con pasión entre los textos, disfrutaremos de un alocado encuentro entre Calderón de la Barca, Moratín, Tirso y Lope. Voces estas que se unen a la de una gran nómina de profesionales para alabar un oficio y engrandecer una profesión sin la que no entienden la vida.

Está dicho que el arte ayuda a soportar la vida. Ojalá esta obra (que es puro teatro, pura vida) inagotable en afecto y detalles, nos ayude a conocer todo lo que se vive tras el telón, a amar aún más este arte. Ojalá esta publicación de Pigmalión dé aliento desde sus estanterías y ánimo a quienes ejercen tan bella y necesaria profesión en estos tiempos inciertos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>