Blog

Premio Internacional de Literaturas Africanas “Justo Bolekia Boleká” 2021

PREMIO INTERNACIONAL DE LITERATURAS AFRICANAS “JUSTO BOLEKIA BOLEKÁ” 2021

 

El Premio Internacional de Literaturas Africanas “Justo Bolekia Boleká” se crea en 2017 por el Grupo Editorial Sial Pigmalión, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la fundación del grupo, para premiar a autores africanos o afrodescendientes de todo el mundo que hayan destacado como poetas, narradores, ensayistas, hispanistas o traductores.

Un jurado prestigioso propondrá cada año a autores afro que se hayan distinguido en diferentes géneros literarios, y otorgará este galardón, que reivindica la figura del profesor universitario, académico y escritor hispanoafricano, Justo Bolekia Boleká, natural de Guinea Ecuatorial y residente en España, uno de los escritores africanos actuales más prestigiosos y reconocidos internacionalmente.

La obra premiada se publicará en la colección “Casa de África” y se presentará en la Feria del Libro de Madrid así como en importantes eventos literarios en Europa, África y América.

En la primera convocatoria del premio se reconoció la obra del escritor y periodista afrocolombiano Medardo Arias Satizábal, en 2018 a la escritora guineoecuatoriana Trifonia Melibea Obono, en 2019 a la escritora africana afincada en España Ángela Nzambi y en 2020 al profesor y escritor camerunés Narcisse Fomekong.

El jurado de esta quinta convocatoria del premio ha estado presidido por Justo Bolekia Boleká y formado por Joana Boampong, Rosemary Clark, Ridha Mami, Fabio Martínez, Gloria Nistal Rosique, José María Paz Gago, Basilio Rodríguez Cañada, Benita Sampedro Vizcaya, Maïmouna Sankhé, José Ramón Trujillo Martínez y Francisco Zamora Loboch, concediendo por unanimidad este galardón a D. José Fernando Siale Djangany, por su libro Misántropos de ébano y otros relatos.

 

Madrid, 13 de diciembre de 2021, coincidiendo con el aniversario
del natalicio del profesor Justo Bolekia Boleká

Basilio Rodríguez Cañada
Presidente del grupo Editorial Sial Pigmalión

 


 

 

José-Fernando Siale Djangany nació en Santa Isabel (actual Malabo) el 9 de junio de 1961. De madre ndòwê y padre bubi, creció entre Santa Isabel, Baney-Laka, Río Benito-Mbini y Lea, en Bata. De profesión jurista, cursó estudios de Derecho en la Universidad gala de Clermont Ferrand II, así como en la Escuela Nacional de la Magistratura francesa y en el Instituto Internacional de Administración Pública de París. Actualmente reside en Malabo, colabora con el CEAH-UNED y es académico de número de la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española (AEGLE), donde ocupa la Silla B, y académico correspondiente de la RAE en Guinea Ecuatorial. En su actividad literaria constan obras como Cenizas de kalabó y termes, Autorretrato con un infiel, En el lapso de una ternura, 1915 y otros ecos de lluvia y de mar. Ha publicado los ensayos: Hilvanando derechos en la literatura colonial (Debats, n.º 123, 2014); Ësáasi Eweera: en el laberinto del Estado dual (Endoxa, n.º 37, 2016); Partido único y colonialismo endógeno. Reflexiones sobre los fundamentos históricos y psicológicos del partido único (UNED-CEAH. Guinea Ecuatorial (des)conocida, Vol. II, p. 85-105, Madrid, 2020); Que entre brujos y jueces no cunda el pánico (UAM. Revista de Estudios Africanos, n.º 1, 2020, p. 28-50).

Misántropos de ébano y otros relatos

Los cuentos recogidos en Misántropos de ébano y otros relatos son refulgencias y amargas sátiras en las vidas de varias generaciones de la familia Fotabong, derechohabientes de un ancestro común. Como testigos del fluir de los tiempos, los Fotabong conocieron la violencia, el amor, el desamor y las flagrantes delicias de la concupiscencia y la mentira. A guisa de acrecentar su información sobre los Fotabong, puede el lector referirse al material consignado en la caja fuerte del director del Centro Cultural Africano en Mandji, que en su día fue robado por parroquianos del Río Benito disfrazados de franciscanos congoleños; quienes intentaron, sin éxito, vender viejos calcos de folios sueltos para los archivos de la Misión de Cabo San Juan. También resulta de legajos en el barrio de Lea, y en la Biblioteca Provincial Papá Bakabo de Luba Sancarlista, datos característicos en los Fotabong: y es que si bien unos se enamoran fácilmente, algunos desaparecen como el soplo, sin dejar rastro, y todos paren como cabras: una sola cría. La excepción fue Luzmila, quien no tuvo descendencia. Dícese que sobre el guitarrista de la familia cayó una centella de feromonas y compuso canciones fenomenales. Los Fotabong son así, besucones, bienhechores, domadores de nalgas, cobardes, protervos y misántropos; todos entran en una familia, apretujados, pero la abarcan. Porque una sola generación no es lo bastante longeva, lúcida ni noble y objetiva, como para dejar en abolengo la savia de la existencia humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>